Video que LAPD ocultó por dos años muestra asesinato de mexicano a sangre fría

El asesinato en Gardena adquiere relevancia histórica al ser uno de los pocos y probablemente el más llamativo asesinato grabado en cámara de un inmigrante mexicano en esta nación


La policía de Los Ángeles reveló este martes un perturbador video que mantuvo en secrecía durante dos años en el que se ve a agentes del orden estadunidenses abriendo fuego y asesinando a sangre fría al inmigrante mexicano de origen guerrerense Ricardo Díaz-Zeferino.

Associated Press, Bloomberg News y Los Angeles Times iniciaron hace 25 meses un proceso de cabildeo que terminó en una demanda penal que forzó a la ciudad-distrito de Gardena, en el sur centro de Los Ángeles, a divulgar este video (http://goo.gl/jPKiIG) por ser de “interés público”.

La familia de Zeferino aseguró $4.7 millones de dólares como indemnización, sin embargo se determinó el 2 de Julio de 2014 que los oficiales que asesinaron a Zeferino y dispararon acertadamente contra el también inmigrante Eutiquio Acevedo, que no habla o entiende indicaciones en inglés, actuaron “en legal autodefensa y defensa de otros”, exculpándolos de crimen o culpa.

Esto reavivo el debate sobre brutalidad policial y supremacía blanca a meses de las protestas por los asesinatos policiales de Michael Brown en Ferguson, Eric Garner en Nueva York, Oscar Grant en San Francisco, Freddie Gray en Baltimore y, con mayor coincidencia, el caso del afro americano Walter Scott en Carolina del Sur.

El asesinato en Gardena, uno de los 88 distritos o delegaciones que tienen el título y administración de Ciudad en la extensa Área Metropolitana de Los Ángeles, adquiere relevancia histórica al ser uno de los pocos y probablemente el más llamativo asesinato grabado en cámara de un inmigrante mexicano en esta nación.

Se desconoce la situación migratoria de los tres inmigrantes y cocineros afectados, especialmente el de Eutiquio Acevedo, herido de bala, y José Amado García, quien salió ileso, que no hablan inglés y se desconoce si residen ilegalmente.

La Secretaría de Relaciones Exteriores no respondió inmediatamente sobre si el Consulado de México en Los Ángeles conoce su nacionalidad, ha intentado contactarlos y de ser así, ayudarlos.

La reportera de Los Angeles Times Brittny Mejía confirmó a Excélsior que “el hombre que murió es de Guerrero, Mexico. No estoy seguro de los otros dos” (https://goo.gl/YWyYup).

LLAMA A LA POLICÍA Y EN 3 MINUTOS MATAN A SU HERMANO

La historia de Zeferino recuerda las tragedias griegas de Antígona y Edipo, donde en momentos de caos e incertidumbre, se confunde al familiar con el enemigo y este último muere.

Así, el mexicano Agustín Jesús Reynosa encamina a su hermano Zeferino y a sus dos amigos en búsqueda de una bicicleta robada y en menos de cinco minutos, cuatro policías los confunden a los tres hispanos con los ladrones, le disparan a dos, matando a uno.

Los jóvenes, todos de familias inmigrantes, agrarias, pobres, terminaron sus turnos como cocineros y se reunieron a la 1h15am en el Mis Amigos Bar. A Jesús Reynosa, creyendo que tendría suerte esa noche, cruzó la avenida Redondo Beach, estacionó su bicicleta afuera de la farmacia CVS y momentos después se percató que se la han robado.

Alertó a las autoridades mediante un tercero y le pidió a su hermano y amigos, que también venían en bicis, buscarla hacia el noroeste de dicha avenida mientras esperaba que llegara la policía a la farmacia CVS.

A tres minutos de su partida, montados en dos bicicletas, fueron confundidos por los asaltantes por la policía que manejaban en dirección opuesta. “Manos arriba”, “Siéntate”, “Alto”, gritaron a los inmigrantes, en castellano, que no entendían inglés bien y apenas salían del bar (goo.gl/6mtn4L).

El video de 26 segundos, mostrado desde dos cámaras con dos ángulos distintos, muestra a Zeferino, el único que medio hablaba inglés, moviendo las manos, explicando que fue su hermano quien había llamado a la policía. Baja las manos de forma repentina hacia su cintura, se acomoda la cachucha y pone nervioso a los policías que pensaban, cargaba pistola.

En un “error” de la operadora del 911 que recibió la llamada proveniente del hermano “olvidó” comentarle a los policías patrulleros que la llamada de auxilio especificaba que no se “creía” que los roba bicicletas estaban armados, por lo que los policías arribaron desfundados, preparados para lo peor.

“HASTA AQUÍ LLEGUÉ”, SUS ÚLTIMAS PALABRAS

“Pon tus manos arriba o te vamos a disparar… lo haces de nuevo y te vamos a disparar”, les gritaron. “Hasta aquí llegué”, fueron las últimas palabras de Zeferino, de 34 años, quién terminó con ocho disparos letales, dos en la espalda (hombro y espalda mayor), en la rodilla, brazo y cadera (http://goo.gl/aDTmmv).

Su autopsia reveló un grado de alcohol .22% (unas 6 o 7 cervezas), positivo en metanfetamina y dos billetes de un dólar enrollados para consumir esta droga.

Eutiquio Acevedo fue hospitalizado por heridas de bala en el Harbor UCLA Medical Center durante tres días. Jesús Reynoso llora y se arrepiente de haberle marcado a los policías.

MATANZA DE MEXICANOS: UNA CONSTANTE

Hasta Mayo del 2015, los policías que dispararon seguían patrullando las calles de South Central L.A.: el anglosajón Christopher Sanderson, descendiente de asiáticos Matthew Fong Toda y descendiente de latinoamerica Christopher Mendez, así como el sargento y responsable a cargo, Christopher Cuff.

Quedaron absueltos de toda responsabilidad  ya que la policía de Gardena se investigó a sí misma y concluyó no haber incurrido en ningún crimen, falta administrativa o procedimiento externo a su protocolo y estándares (http://goo.gl/6mtn4L), como es el caso del 99% de los asesinatos policiacos en Estados Unidos.

El Departamento de Justicia debe ser el encargado de investigar cuando un agente mata a alguien, porque no podemos esperar que la policía se investigue a sí misma”, dijo la abogada Sonia Mercado, que representa a la familia del fallecido en el tiroteo ocurrido en Gardena, al diario La Opinión.

Mercado pide trasladar la investigación de una corte local a una federal y exige la creación de una “comisión federal” encargada de abusos policiacos, que empiezan a ser catalogados como “crímenes”, en lugar del impreciso término de “brutalidad” policiaca.

Gardena es parte de “South Central L.A.”, epicentro de la violencia racial en Estados Unidos. A sólo dos horas de distancia, se recuerda la emblemática tortura que doce patrulleros fronterizos de San Diego propinaron al potosino Anastacio Hernández (sic) quien gritaba por clemencia y piedad en el desgarrador y nacionalmente conocido video del 2008 https://goo.gl/g3QFEf

También el caso del mexicano y padre de familia Antonio Zambrano que recibió 17 balazos de las autoridades de Pasco, Washington (http://goo.gl/uUnnhE); Ernesto Canepa en Santa Ana, California (http://goo.gl/oDwcVu); la madre de El Paso, Texas, que no dio a conocer el nombre de su hijo fallecido por respeto, intimidad e integridad de su familia (http://goo.gl/xPrzmj).

Estas muertes en 2015 fueron acompañadas por la solidaridad, indignación y una enérgica exigencia de la Secretaría de Relaciones Exteriores que reprueba, condena y solicita un correcto castigo a los responsables, lo cual no ha sucedido en 2015 y rara, si es que alguna vez, en las relaciones bilaterales.

LA HISTORIA RACISTA DE GARDENA

El asesinato del mexicano se da una de las áreas históricas más representativas de la violencia étnica y de asesinatos de policías anglosajones en contra negros, morenos y asiáticos en Estados Unidos: South Central L.A.

En el colindante barrio de Watts, las minorías de color crearon un mayhem de cinco días, matando 34 personas, hiriendo 1,032, arrestando 4,000 y destruyendo-quemando $40 mdd de propiedades en 1965, “el peor ‘urban riot’ en veinte años”, señala History (http://goo.gl/VKlnBv)

En 1992 se logró lo imposible: unificar a las dos principales y opositoras pandillas de Los Ángeles, los rojos bloods y los azules crips, para crear otro holocausto de protesta por la brutal paliza del negro Rodney King.

Es el infernal barrio-corredor de Compton, Inglewood y Long Beach donde se consolidaron los artistas TuPac, Dr. Dre, Ice Cube, NWA y Snoop Dog; fue clave para que Huey P. Newton consolidara las Panteras Negras en los años sesenta; las sanguinarias Mara Salvatrucha 13 y 18, los “sureños” y el cártel de Sinaloa tienen fuerte presencia.

Los familiares de Díaz-Zeferino descartaron este miércoles organizar protestas en esta comunidad, lo que en otras ocasiones suele desembocar en algún tipo de violencia o arresto.

“En lo que va del 2015 la policía ha disparado y matado (al menos) 500 personas en los Estados Unidos”, lo cual “fácilmente excede las figuras reportadas por el FBI por cualquier año desde 1976”, sugiriendo, que las autoridades estadunidenses mienten o manipulan cifras oficiales, publicó hace seis días el Washington Post (http://goo.gl/oUDdZl).

Author:

Share This Post On