Usuarios de Facebook en EE.UU. vieron contenido creado por rusos

A smartphone user

Hasta 126 millones de estadounidenses pudieron ver contenido político generado por cuentas falsas de Facebook vinculadas a Rusia entre 2015 y 2017, dijo Facebook el martes.

Los datos fueron publicados por abogados de Facebook durante una audiencia ante el Senado. Parece que mucha más gente de la que se pensaba – casi un tercio de la población de Estados Unidos – vio la información difundida en Facebook por cuentas conectadas con el gobierno ruso.

A principios de este año, Facebook dijo que unos 10 millones de estadounidenses vieron contenido generado por operadores rusos.

La mayoría de este contenido aparentemente apuntaba a aumentar la discordia entre los votantes antes de las elecciones presidenciales de 2016. Gran parte del contenido, que incluía imágenes, videos y artículos, estaba relacionado con problemas sociales.

Facebook ahora ha encontrado 36,746 cuentas abiertas usando información falsa y probablemente conectadas con Rusia. Estas cuentas automáticamente compartieron y difundieron contenido relacionado con las elecciones nacionales.

“Muchos de los anuncios y publicaciones que hemos visto hasta ahora son profundamente inquietantes, aparentemente destinados a amplificar las divisiones sociales y enfrentar a las personas”, dijo en un comunicado el asesor general de Facebook, Colin Stretch. “Viniendo de actores extranjeros usando cuentas falsas, simplemente son inaceptables”.

Los senadores realizarán otras audiencias esta semana con representantes de Facebook, Twitter y Google para conocer más sobre el alcance de los esfuerzos de Rusia para influir en las elecciones de 2016 a través de las redes sociales.

También el martes, dos senadores presentaron un proyecto de ley bipartidista destinado a aumentar la seguridad de las máquinas de votación utilizadas en EEUU. La Ley de seguridad de los equipos de votación de los Estados Unidos (SAVE) exige una mayor comunicación entre los analistas federales de ciberseguridad y los estados, así como subvenciones para fabricar máquinas de votación seguras contra los piratas informáticos.

El proyecto fue presentado por el senador Martin Heinrich y la senadora Susan Collins.

“Nuestra democracia depende de proteger la capacidad de los estadounidenses para elegir justamente a nuestros propios líderes”, dijo Heinrich en un comunicado.

“Debemos hacer todo lo posible para proteger la seguridad y la integridad de nuestras elecciones. La Ley SAVE garantizaría que los estados estén mejor equipados para desarrollar soluciones y responder a las amenazas que representan los sistemas electorales” concluyó el senador.

Author:

Share This Post On