Tragedia en Las Vegas: al menos 59 muertos y 500 heridos en un tiroteo

2017-10-02t081327z1lynxnped910g3rtroptp4usa-lasvegas-shooting
El ataque ocurrió durante un concierto de música al aire libre. Según las autoridades, el autor se suicidó

Las Vegas – Al menos 59 personas murieron y 515 resultaron heridas el domingo por la noche en un concierto celebrado en Las Vegas, víctimas del peor tiroteo masivo registrado en la historia moderna del país.

El portavoz de la Policía de Las Vegas, Joe Lombardo, ofreció estos datos en una rueda de prensa en la que pidió paciencia a los familiares porque la identificación de las víctimas llevará tiempo.

Asimismo, advirtió de que las cifras son provisionales porque, como ha ido ocurriendo en las últimas horas, se teme que continúen en aumento.

Entre los muertos hay un agente de la Policía de Las Vegas que estaba fuera de servicio, mientras que dos oficiales que sí estaban trabajando resultaron heridos.

Stephen Paddock, un hombre blanco de 64 años, abrió fuego durante varios minutos desde su habitación del piso 32 del hotel Mandalay Bay a las 22.08 horas del domingo (PT) contra una multitud de más de 22,000 personas que asistían en la calle a un concierto al aire libre del festival country Route 91 Harvest.

Paddock, que actuó en solitario y cuyas motivaciones se desconocen por ahora, se suicidó antes de que las autoridades irrumpieran en su habitación del hotel.

El padre del atacante, Benjamin, fue uno de los fugitivos más buscados del Buró Federal de Investigaciones (FBI) décadas atrás, un ladrón de bancos descrito como un “psicopático” con tendencias suicidas.

“No existe ningún vínculo conocido entre el tirador y ningún grupo extranjero conocido”, señaló un portavoz del FBI durante una rueda de prensa celebrada en la ciudad.
Lombardo explicó que las autoridades no tenían información previa sobre el sospechoso, por lo que respondió a los periodistas: “No sé cómo esto podría haberse prevenido”.

El padre de Paddock era uno de los más buscados

Una de las revelaciones de su comparecencia fue que el atacante rompió las ventanas del hotel con una herramienta similar a un martillo antes de disparar indiscriminadamente contra la multitud.

La Policía ha concluido que Paddock introdujo él solo, sin colaboradores, las diez armas que se encontraron en su habitación del hotel, donde se alojaba desde el 28 de septiembre. Además de Paddock, la Policía ubicó a la mujer que al parecer compartía la habitación con él, identificada como Marilou Danley, pareja del atacante.

Lombardo confirmó que habían hablado con ella y que se encontraba, en estos momentos, fuera del país. Aunque se sigue considerando que ella es una “persona de interés” en este suceso, los agentes creen que no tuvo nada que ver con la masacre.

Eric Paddock, hermano de Paddock, y quien vive en Florida, dijo al diario Orlando Sentinel: “Estamos completamente estupefactos. No podemos entender qué sucedió”.

Author:

Share This Post On