¿Realmente crearía 10 millones de empleos el plan de Clinton?

Hillary Clinton es muy aficionada a un número: 10 millones.

A ella le gusta recordarle a los estadounidenses que su plan económico creará 10 millones de empleos, mientras que las políticas del republicano Donald Trump causarán la pérdida de 3.4 millones de empleos.

“De acuerdo con un análisis independiente por parte de un ex asesor económico del senador John McCain, si se suman todas las ideas de Trump, el resultado sería una pérdida de 3,4 millones de empleos”, dice ella. “Por el contrario, el mismo análisis encontró que, con mis planes, la economía crearía más de 10 millones de nuevos empleos”.

CNNMoney califica esta declaración como “verdadera, pero engañosa”. Este es el porqué:

1. Se trata de estimaciones. Se debe ser escéptico. Los economistas son aún peores para predecir el futuro que los meteorólogos. Una broma popular es: “Los economistas han pronosticado nueve de las últimas cinco recesiones”.

2. Estas cifras de empleo proceden de una sola fuente: Moody’s Analytics. Cuando CNNMoney buscó a otros prominentes grupos de previsión económica, la mayoría dijeron que no intentarían predecir algo como esto porque es casi imposible. Los candidatos no han dado suficientes detalles sobre sus planes económicos.

Incluso Moody’s admite que la tarea “es complicada”. El informe de Moody’s sobre lo que sucedería con la economía bajo un gobierno de Trump fue publicado en junio. Su informe sobre Clinton fue publicado en julio.

3. Un economista conservador no calculó esto. Clinton es engañosa en lo que respecta a pintar estas cifras como procedentes de un economista conservador. Mark Zandi lidera el equipo de Analitica de Moody’s. Sí asesoró a McCain, pero también respaldó firmemente el paquete de estímulo del presidente Obama, y también donó la cantidad máxima permitida para la campaña presidencial de Clinton en 2015.

4. Si Clinton no hiciera nada, la economía aun así añadiría 7.2 millones de empleos. Es exagerado que Clinton tome el crédito porque sus políticas añadan 10 millones de empleos para Estados Unidos. En realidad, Moody’s dice que sus planes crearían alrededor de 3 millones de empleos adicionales que no se hubieran creado sin ella.

5. Es comparar peras con manzanas. Es engañoso que Clinton compare 10 millones por sus planes contra -3.4 millones para Trump debido a que el periodo no es el mismo para las dos cifras. Al profundizar en el análisis de Zandi, el marco de tiempo para los 10 millones de puestos de trabajo es 2016-2020.

Un mejor marco de tiempo es observar lo que ocurre desde el día en que un presidente asume el cargo (enero de 2017) hasta el final del primer periodo (enero de 2021). En ese periodo, Moody’s calcula 8.8 millones de empleos creados para Clinton y 3.5 millones de empleos perdidos para Trump.

6. Los inmigrantes obtendrán una gran cantidad de empleos de Clinton. Aproximadamente la mitad de los empleos creados por Clinton se deben a su plan de inmigración. Ella quiere dar más visas a trabajadores altamente cualificados (por ejemplo, con doctorados en Ciencias de la Computación) y más tarjetas de residencia a los familiares de residentes permanentes legales. También prevé un camino hacia la ciudadanía para los inmigrantes que están en Estados Unidos ilegalmente en este momento. La mayoría de los economistas concuerdan en que más trabajadores (trabajadores especialmente cualificados) mejorarán el crecimiento económico de Estados Unidos, pero es importante tener en cuenta que muchas de los empleos creados serán para inmigrantes.

“Creo que la lección aprendida del análisis de [Moody’s de] Clinton es que ella no tiene nada, excepto que va a dejar entrar a más trabajadores”, dice Doug Holtz-Eakin, jefe del American Action Forum de tendencia derechista y principal asesor económico de McCain para su campaña presidencial de 2008.

7. El modelo de Moody’s se basa en un montón de suposiciones. Moody’s merece crédito por ser muy transparente acerca de sus conjeturas, pero el punto es que hay muchas de ellas. Si juegas un poco con ellas, puedes obtener resultados muy diferentes.

El economista Holtz-Eakin señala que el modelo de Moody’s “es fundamentalmente keynesiano”. Traducción: no muestra mucho impulso económico por reducción de impuestos o por relajar regulaciones. Ambos son clave en el plan de Trump. Su campaña ha criticado a Moody’s por subestimar en gran medida el crecimiento que provendría de recortes de impuestos comerciales e individuales.

Otra crítica al modelo de Moody’s es que muestra un aumento masivo en los costes por endeudamiento bajo un gobierno de Trump. Moody’s calcula que el rendimiento del Tesoro a 10 años pasará del 1.6% actual al 8.6% en 2018. Eso es un gran lastre para el crecimiento económico y para la creación de empleo. ¿Por qué una empresa o una persona querría gastar dinero o contratar trabajadores cuando puede estacionar su dinero en efectivo en bonos y ganar más del 8%?

Aunque los grandes recortes de empleos de Trump podrían obligar a la Reserva Federal a elevar las tasas de interés (y por lo tanto aumentar los costos de endeudamiento), es difícil para algunos creer que la Fed aumentará las tasas a tan alto nivel tan rápidamente.

En contraste con el análisis de Trump, el análisis de Moody’s solo calcula un alza del rendimiento del bono del Tesoro a 10 años a 4.2% en 2018 con Clinton.

8. Los salarios de cualquier modo no crecerían mucho con Clinton. El economista Joel Prakken, cofundador de Macroeconomic Advisers, señala que se ha puesto demasiado énfasis solamente en las cifras de empleo en el modelo de Moody’s. También hay que considerar los sueldos.

“Si de hecho tomas los números de [Moody’s] y calculas lo que ocurre con los ingresos o con los salarios medios, hay muy pocos cambios en los ingresos reales o en los salarios reales”, dice Prakken.

Moody’s muestra que el ingreso real bajo el gobierno de Clinton pasaría de poco menos de 52,000 dólares a un poco más de 53,000 dólares al final de su primer mandato. Es más alto, pero no por mucho.

La conclusión es: el consenso entre la mayoría en la comunidad económica es que el plan económico de Clinton es mejor que el de Trump. Sin embargo, solo un estudio dice que el plan de Clinton crearía más millones de empleos que el de Trump. Hay que ser escépticos.

“Los números están impresos con varios puntos decimales, pero eso no quiere decir que sean precisos”, dice Prakken.

Fuente: CNN

Author:

Share This Post On