Por qué el ‘Viagra herbal’ no es herbal ni es Viagra

La exestrella de la NBA Lamar Odom consumió 10 suplementos para mejorar el rendimiento sexual en un período de tres días antes de ser encontrado inconsciente en un burdel de Nevada a principios de la semana, dijeron las autoridades el miércoles.

Dennis Hof, el dueño del establecimiento donde lo encontraron, mencionó que Odom había consumido una “gran cantidad” de “Viagra herbal”.

El término llamó la atención. ¿Qué es exactamente el “Viagra herbal”? Aparentemente, el término parece ser obvio, pero en realidad es profundamente engañoso.

Lo que dice que es

El “Viagra herbal” es el nombre coloquial para los productos que se venden a fin de mejorar el rendimiento sexual. Pueden tomar cualquier forma, desde frascos de pastillas de apariencia oficial comprados por Internet hasta paquetes de colores brillantes que se venden en las gasolineras y portan marcas poco elegantes como “Sex Plus”, “Hard Ten Days” o “Rock-It Man”.

No te rías… esos son los nombres reales de algunas de las docenas de productos para la mejora del rendimiento sexual sobre los que la FDA ha emitido advertencias al público.

La FDA ha reconocido un aumento en los productos de venta sin receta que afirman tener resultados similares al Viagra, Cialis, Levitra y otros medicamentos recetados para tratar la disfunción eréctil. El término “Viagra herbal” surgió porque el Viagra, al igual que Kleenex o Band-Aid, es una marca comercial que se ha vuelto tanto un sinónimo de la categoría de productos que a veces se utiliza casualmente para describir a otros productos también.

Solo porque el nombre contenga la palabra Viagra no significa que sea Viagra.

Un informe sobre consumidores de la FDA dice que los productos etiquetados como suplementos “herbales” para la mejora del rendimiento sexual pueden ser engañosos.

“Incluso un consumidor cauteloso no puede determinar que estos productos, de hecho, contienen ingredientes de medicamentos no revelados, porque sus etiquetas no incluyen los ingredientes posiblemente peligrosos. Los consumidores podrían verse engañados a creer que estos productos son seguros porque sus etiquetas a menudo sugieren que son ‘completamente naturales’ o ‘alternativas herbales’.

Según la lista de la FDA de productos deshonestos para la mejora del rendimiento sexual, muchos productos en realidad contienen los ingredientes activos incluidos en marcas como Viagra, Revatio y Cialis, y no todos han sido probados por la FDA. Sin embargo, estos productos, especialmente en grandes cantidades, pueden interferir con otros medicamentos recetados y representan serios peligros para la salud, por ejemplo baja presión sanguínea. Ellos también hacen que la etiqueta de “herbal” que hace sentir bien a las personas sea completamente discutible.

No es herbal en absoluto

“Estrictamente hablando, no son suplementos herbales cuando contienen ingredientes farmacéuticos activos”, dice Lyndsay Meyer de la División de suplementos alimenticios de la FDA. Un suplemento por definición contiene hierbas y extractos naturales, y cuando se encuentra que un ‘suplemento’, lo digo en comillas ahora, contiene Viagra, ya no es un suplemento. Es una droga nueva”.

Meyer dice que los productos pueden ser especialmente atractivos para las personas que buscan una solución rápida o para quienes no son aptos desde el punto de vista médico para que les receten medicamentos contra la disfunción eréctil. Y esa es exactamente la razón por la que son tan peligrosos.

“Los pacientes podrían buscar un llamado remedio ‘natural’ para algo como la disfunción eréctil porque sus doctores no les recetan Cialis u otro medicamento aprobado”, dice Meyer. “El problema es que si terminan tomando uno de esos productos que en realidad contienen la droga, se están poniendo en riesgo”.

Entonces, si el “Viagra herbal” en realidad no es herbal ni es Viagra y además podría contener ingredientes peligrosos, ¿qué pasa con los verdaderos remedios herbales que podrían no contener ingredientes farmacéuticos?

“Legalmente hablando, no puede haber suplementos para indicaciones como la disfunción eréctil, porque esas son indicaciones que necesitan medicamentos”, dice Meyer. “Los suplementos no pueden afirmar que hacen lo que un medicamento real hace”. Es por esto que las marcas de “Viagra herbal” afirman que su producto es para la “mejora del rendimiento sexual” o algún otro término no específico.

La FDA le advierte a los consumidores que se alejen de productos que prometan los mismos resultados que los productos farmacéuticos, que se vendan en porciones individuales, o se anuncien a través de spam o correos electrónicos no solicitados.

Author:

Share This Post On