No eres el único que está sufriendo un pico de estrés

internetfrustration

A pesar de que ya estamos a finales de enero, mucho se sigue hablando de los objetivos que nos propusimos para este año 2018. Lejos de ser una oportunidad para centrarse en los aspectos más interesantes de nuestra vida, muchos sienten a estas alturas de mes, que el tema les ha superado.

Es habitual sufrir de estrés a finales de enero. A hacer frente a los gastos de la época navideña, se le une una sensación de desasosiego por haber abandonado los objetivos del año que nos planteamos hace tan solo 20 días. La preocupación por la forma física y su deterioro por los excesos cometidos durante el parón navideño tampoco suelen ayudar a levantar el ánimo.

Sin embargo, que el estrés domine tu vida es solo cosa tuya. Puedes aprender a rebajar los episodios de estrés, siguiendo algunas pautas básicas.

Menos horas de móvil

Si no estaba entre tus objetivos del año, es probable que necesites replantearte tu lista. Alejar el móvil de tus momentos de descanso es la mejor manera de reposar tu cuerpo y rebajar la tensión. Estarás pensando que tu manera de desconectar es revisar las redes sociales. ¿Y si pruebas a poner en práctica “antiguas maneras” de desconectar? Deja a un lado el móvil y lee una buena novela o disfruta de una conversación con tu pareja. Cuando te acostumbres estarás deseando llegar a casa para dejar la pantalla a un lado.

Más horas de paseo

Hacer deporte es una de las mejores maneras de alejar el estrés. La actividad física libera hormonas que nos hacen sentir bien. Y si no te lo crees, haz la prueba. Sal antes de trabajar y vuelve a casa paseando o empieza el día corriendo unos cuántos kilómetros. Tu mente estará más relajada y preparada para enfrentarse a la jornada laboral.

Priorizar es la palabra

Sabes que urgente e importante no es lo mismo. ¿Por qué no lo pones en práctica? Se trata de priorizar las tareas que aporten mayor bienestar a tu vida. Hazte con una agenda y deja hueco para realizar actividades fuera del trabajo. Tienen tanta o más importancia que las referidas a tu vida profesional.

¿Y si paras un momento?

Olvídate de los objetivos que te marcaste para este año. Siéntate y disfruta de un momento a solas, de una hora en la que no seas productivo profesionalmente. Te estarás haciendo un enorme favor ya que ese tiempo te ayudará a descargar tensiones y volver al trabajo con más energía.

Si te sientes estresado en esta época del año, ten en cuenta que no eres el único. El estrés es el mal de nuestro tiempo. No nos permite disfrutar de nuestro tiempo libre y nos aborda contínuamente con una lista de tareas por hacer. Sigue estos consejos y encuentra tu bienestar.

Author:

Share This Post On