“Necesito dinero urgente”. Préstamos o líneas de crédito: tus opciones si quieres cash

¿Tienes gastos inesperados o buscar consolidar tus deudas? Si “necesito dinero urgente” es un pensamiento que tienes con frecuencia, usar tu tarjeta de crédito puede ser una opción tentadora. Pero, antes de obtener dinero de allí, existen otras opciones para considerar.

Greg McBride, analista financiero y vicepresidente senior de Bankrate.com, señala a CNBC que usar la tarjeta de crédito cuando se requiere dinero en efectivo, no es necesariamente lo que mejor funciona. En cambio, un préstamo personal o una línea de crédito podrían ser más convenientes.

Préstamo personal

● Sacar un préstamo personal puede ser atractivo, porque puedes obtener efectivo cuando lo necesites, rápidamente.

● Bankrate estima que alrededor de 24 millones de personas en Estados Unidos recurrirán a un préstamo personal este año.

● Si cuentas con un historial crediticio fuerte, podrías negociar una buena tasa de interés que te permitirá ahorrar dinero al hacer el total de los pagos.

● McBride señala que la tasa de interés de un préstamo personal suele ser más baja que el 15% que tendrías que pagar por usar una tarjeta de crédito.

Línea de crédito

● Es un préstamo, que, al igual que una tarjeta, tiene un límite de crédito, explica el sitio de la Oficina de Protección Financiera del Consumidor (CFPB). Recibes una factura mensual, debes realizar un pago mínimo y cobra intereses.

● Son ofrecidas por bancos y cooperativas de crédito y, por lo general, requieren que tengas una cuenta de cheques en la misma institución.

● McBride explica que una línea de crédito ofrece flexibilidad en cuánto y cuándo pides prestado. Solo tomas lo que necesitas y lo devuelves con una tasa de interés fija.

● El especialista de Bankrate recomienda no reemplazar las cuentas de ahorro y fondos de emergencia por líneas de crédito. “Tener dinero propio significa poder controlar tu destino”, concluye.

No olvides que, antes de firmar con cualquier institución financiera, lo aconsejable es comparar tasas de interés y condiciones de los créditos, para elegir el más conveniente.

Author:

Share This Post On