Explosión, tiroteo y toma de rehenes en París

PARIS (AP) — Oficiales de policía de Francia informaron el viernes de una explosión en un bar cercano a un estadio de París, así como una balacera en un restaurante de la urbe. No quedaba claro si los eventos estaban relacionados.

Al menos 35 personas murieron el viernes en tiroteos y explosiones en diversas partes de París, muchas de ellas en una popular sala de conciertos donde los asistentes fueron tomados como rehenes, informaron funcionarios de policía y de servicios médicos.

Un oficial de policía dijo que 11 personas murieron en un restaurante de París en el 10mo distrito, y otros dijeron que al menos el doble de esa cifra fallecieron en otros lugares, principalmente en la sala de conciertos Bataclan, donde además se tomaron rehenes.

No se sabe con precisión por el momento cuántas personas estaban en la sala de espectáculos; un oficial dijo que había cerca de 100, mientras que otro dijo que eran menos.

También la noche del viernes, se escucharon dos explosiones afuera del estadio Stade de France, en el norte de París, durante un partido amistoso de futbol entre Francia y Alemania. No queda claro si las explosiones están relacionadas con los otros eventos.

Un oficial de policía confirmó una explosión en un bar cerca del estadio. No se sabe con certeza si había víctimas.

Un reportero de The Associated Press en el estadio escuchó dos explosiones lo suficientemente fuertes para opacar el ruido de los aficionados. Se escucharon sirenas inmediatamente después, y un helicóptero sobrevoló el lugar.

Los oficiales hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a ser identificados.

Francia ha elevado sus medidas de seguridad de cara a la conferencia sobre cambio climático que comienza en dos semanas, por temor a protestas violentas y a posibles ataques terroristas.

Emilioi Macchio, de Ravenna, Italia, estaba en el bar Carillon cerca del restaurante que fue atacado, tomando una cerveza en la acerca, cuando comenzó el tiroteo. Dijo que no vio a ningún agresor ni a víctimas, pero se escondió tras una esquina y después huyó.

“Sonaba como fuegos artificiales”, dijo.

Francia ha estado en vilo desde los ataques letales perpetrados por extremistas islámicos en enero contra el semanario satírico Charlie Hebdo y contra un expendio de comida kosher en los que murieron 20 personas, incluidos tres atacantes.

El restaurante del tiroteo del viernes, Le Carillon, está en el mismo barrio general que las oficinas de Charlie Hebdo, al igual que el Bataclan.

Francia ha experimentado varios ataques de menor escala o intentos de ataque desde entonces, incluido un incidente en agosto a bordo de un tren bala en el que pasajeros estadounidenses sometieron a un hombre armado que trató de atacar a los pasajeros.

El ejército francés bombardea objetivos del grupo Estado Islámico en Siria e Irak, además de combatir a extremistas en África.

Nadie se ha adjudicado la responsabilidad de los ataques del viernes.

Las autoridades francesas están preocupadas por la amenaza que representan cientos de franceses islamistas radicales que han viajado a Siria y regresado a su patria con habilidades para cometer actos violentos.

Fuente: AP

Author:

Share This Post On