Colombia, Miss Universo por dos minutos

Una gran confusión se generó este domingo en la noche durante la gala de elección y coronación de Miss Universo 2015, pues el presentador estadounidense Steve Harvey nombró a Ariadna Gutiérrez como la sucesora de Paulina Vega Dieppa.

Colombia fue reina durante 2 minutos y 32 segundos, después de los cuales le dijeron que en realidad era la virreina. A los dos minutos y 52 segundos anunciaron a Filipinas como ganadora.

Durante su brevísimo reinado, Ariadna recibió la banda, luego las flores, luego la corona, que le fue impuesta por Paulina Vega. Se abrazaron, brincaron. Después saludó, mandó besos, sonrió, agitó la bandera de Colombia y volvió a mandar besos.

Estaba tan imbuida de felicidad que ni siquiera vio a Steve Harvey aproximarse.

Los que seguían el reinado por televisión creyeron que se dirigía a ella para ofrecerle el micrófono en condición de soberana universal de la belleza. Pero los circunloquios del humorista esta vez no hicieron reír a nadie. Puso cara de serio y con gran ceremonia espetó un par de frases con las que le confirmó al mundo su metida de pata: “la Miss Universo es Filipinas. Asumo el error. Es lo que dice la tarjeta“.

Hasta ahí llegó el que sería el segundo “back to back” de la historia; es decir la segunda ocasión en la que la reina de un país corona a la candidata del mismo país. Pasó en 2009 cuando Venezuela repitió el triunfo y Stefanía Fernández le recibió el título a  Dayana Mendoza.

Sin embargo, cuando la transmisión de televisión estaba a punto de finalizar, Steve Harvey pidió silencio al público y dijo que había un error. Mostró a la cámara la tarjeta de color blanco que tenía en sus manos y en la que estaban anotados los resultados del certamen; asumió la responsabilidad y anunció que había leído en desorden el resultado que entregó el jurado, por lo que en realidad la Miss Universo era la representante de Filipinas.

Con corona y ramo en las manos, Ariadna Gutiérrez estuvo por unos segundos parada en el escenario sin entender lo que sucedía. Por su puesto, la representante de Filipinas tampoco. Paulina Vega preguntaba qué estaba pasando, y justo en ese momento la Organización cortó la transmisión de la ceremonia; así que los televidentes se quedaron sin ver exactamente cómo se resolvió el asunto.

Antes de la confusión

Ariadna Gutiérrez había hecho una excelente representación de Colombia durante toda la gala. La sincelejana llegó hasta la recta final del concurso junto a las candidatas de Estados Unidos y Filipinas, quien finalmente se quedó con la corona.

Las tres finalistas tuvieron que responder la misma pregunta: ¿Por qué debería ser usted la siguiente Miss Universo?

Estados Unidos dijo que por ser una mujer apasionada, que puede inspirar a la gente y porque es momento de dar a conocer el poder de las mujeres.

Gutiérrez respondió que merecía ser la tercera Miss Universo de Colombia porque tiene las capacidades de la mujer latinoamericana, así como la sensatez y el conocimiento que debe tener una Miss Universo enfrenta en todos sus eventos.

Filipinas aseguró tener el honor y responsabilidad necesarios para usar su vos para alentar a la juventud y enseñarle al universo entero que tiene corazón y que logra lo que se propone.

Al ritmo de Seal, las tres finalistas desfilaron en traje de gala ante el jurado.

El comienzo de la gala

La competencia comenzó con la presentación de cada una de las 80 candidatas en traje típico, momento en el que Ariadna Gutiérrez lució un vestido diseñado por Alfredo Barraza e inspirado en el Jardín Botánico de Colombia y las mariposas de Muzo, Boyacá.

Colombia entró al grupo de las 15 semifinalistas junto a Brasil, Australia, Indonesia, República Dominicana, Filipinas, Francia, Estados Unidos, Curazao, Bélgica, Japón, Venezuela, Sur África, México y Tailandia.

Gutiérrez avanzó en la competencia tras desfilar en traje de baño y fue seleccionada en el grupo de 10 finalistas, y luego en las cinco con Francia, Filipinas, Australia y Estados Unidos.

Fue en ese momento cuando se hizo la ronda de preguntas que comenzó la representante de Filipinas al ser cuestionada sobre la controversia que hubo a principio de año por la reapertura de una base militar de Estados Unidos, a lo que ella contestó que ambos países tienen buenas relaciones y que no tiene ningún problema con ello, pues los dos países han construido una cultura conjunta.

La candidata de Francia fue la segunda en responder la pregunta del jurado. Comentó que para combatir el terrorismo primero debemos saber de dónde viene el problema, escuchar a la gente que realiza los ataques, encontrar el problema de raíz y para los franceses, debemos aprender a convivir con los otros.

La señorita Australia fue preguntada sobre los primeros pasos sobre la legalización de la marihuana. Tras agradecer por la pregunta, habló sobre las opciones positivas  que ofrece la marihuana medicinal y dijo ese el gobierno debe evaluar las opciones tanto negativas como positivas.

A la colombiana le tocó responder sobre el abuso de drogas, que es un problema global. Ariadna Gutiérrez contestó que es importante desde los hogares incentivar la educación y querernos a nosotros mismos.

Estados Unidos, interrogada sobre el control de las armas, dijo que es un problema difícil que se está batallando, pero que de todas formas es importante que todos tengas el derecho a defenderse, aunque con reglas más fuertes.

El error de Steve Harvey no fue la única polémica que rodeó a Miss Universo. A lo largo del año generó controversia por las declaraciones del precandidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, quien dijo que los mexicanos que entran ilegalmente a Estados Unidos como narcotraficantes, criminales y violadores.

Diversos artistas latinos que triunfan en todo el mundo rechazaron las declaraciones del multimillonario, por lo que el tema ocupó las primeras páginas de los medios internacionales, hasta el punto que la cadena estadounidense NBC y la mexicana Televisa anunciaron el 29 de junio la ruptura de sus relaciones con Trump y su negativa a transmitir el concurso Miss Universo.

Finalmente, Donald Trump anunció en septiembre que adquirió a la cadena estadounidense NBC el 50% del concurso Miss Universo, quedándose así con el total de la compañía. Pero días después, sorpresivamente tomó la decisión de vender la compañía que organiza Miss Universo, a la compañía de eventos de entretenimiento WME/IMG.

Author:

Share This Post On